19 de julio de 2013

Interesante #vivetussueños

Momento de 2: UNA copa de vino tinto.
La cáscara de la uva contiene el antioxidante resveratrol, lo más cercano que existe a un verdadero afrodisíaco. Incrementa la producción de estrógeno, dicen los investigadores de la Northwestern University, y ello aumenta el apetito sexual para ella unas horas más tarde. Pero ten en cuenta que demasiado vino en muy poco tiempo fuerza al cuerpo a absorber el alcohol rápidamente, causando adormecimiento.